Un alimento básico de la cultura coreana que está cogiendo popularidad a nivel mundial por sus grandes beneficios a la salud y características únicas que hacen que pueda ser combinado con varios platos y dar un sabor único y riquísimo para la mayoría de los paladares.

Para quienes no conozca que es el kimchi, se trata de col china o repollo fermentado con chile. Es un alimento que puedes preparar una vez al mes y guardarlo en tu nevera para usarlo cada vez que te apetezca para acompañar tus platos.

En la cultura coreana se utiliza el Kimchi para acompañar la mayoría de sus platos, ya sean para desayunar, comer, cenar o incluso para picar entre horas.

Los ingredientes básicos del Kimchi son la col china (o repollo), el ajo y el jengibre.

Principales características del Kimchi:

  • Es picante.
  • Tiene un sabor muy potente y bueno.
  • Textura suave y crujiente.
  • Es un producto fermentado.
  • Es 100% vegano.

¿Cuáles son los beneficios del Kimchi?

  • Ayuda a la digestión.
  • Aporta Vitaminas A, B y C.
  • Prevé el cáncer de estómago.
  • Ayuda a reducir la grasa corporal.
  • Controla los niveles de colesterol
  • Contiene bacterias y pro-bióticos que ayudan a mejorar nuestro sistema inmunológico.

¿Cómo se hace el Kimchi?

               Ingredientes:

  • Col china o repollo
    • Jengibre natural
    • 3 dientes de ajo
    • 3 cucharas de sal
    • 6 vasos de agua
    • 2 Chiles
    • 1 cuchara de azúcar

              Elaboración:

  1. Cortar el repollo (o col china) en tiras con un tamaño de entre 5-10 cm. Retira el corazón.
  2. En un bol grande añade los 6 vasos de agua junto 3 cucharas de sal (disuelve bien la sal). Sumergir todas las tiras de col. Tapar el bol y dejar reposar como mino 10 horas en un entorno seco y a temperatura ambiente.
  3. Pasadas las 10 horas, escurre la col y guarda el agua salada aparte (se utilizará más adelante).
  4. Pelar y picar el ajo y el jengibre. Picar el chile hasta que se tenga una textura similar a pure.
  5. En un bol, añadir el agua salada que nos ha sobrado, una cucharita de azúcar, el chile picado, jengibre y ajo picados. Mezclar bien todos los ingredientes.
  6. Coger la mezcla y amasarla a las tiras del repollo hasta que lleguen a todas partes, y añadiendo poco a poco. Una vez que tengamos todo el repollo bien untado con la mezcla, lo vertimos en un pote de cristal hasta llenar el bote. Antes de poner la tapa al bote, poner una servilleta y tapar con la tapa correspondiente. No debe entrar aire al bote.
  7. Dejar la mezcla en un lugar fresco a temperatura ambiente durante 2 días, de esta manera se fermentará el repollo con el resto de los ingredientes formando así el Kimchi.
  8. Pasado el tiempo de fermentación, una vez que abras el bote, se deberá guardar en la nevera e ir consumiendo cada vez que se quiera acompañará con algún plato. En la sección de recetas encontraras varios platos con los que puedes acompañar el Kimchi para darles mayor sabor y textura a tus comidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *