El pan es un alimento muy típico y común en muchas culturas. América, Europa, África son los continentes done el pan tiene una gran presencia en la gastronomía. En Asía también, como ahí tiene más importancia acompañar los platos con arroz en vez de pan.

Por ello, en este artículo vamos a aprender un poco más sobre los tipos de panes que existes, las harinas que se usan, y os dejamos unas recetas de panes para que podáis elaborarlos en casa de manera fácil. Además, os explicamos cómo debéis conservar el pan, tanto comprado como elaborado en casa, para no desperdiciar la comida y para mantener el buen sabor de este buen alimento.

Hay muchas variedades de panes, que varían por la manera de elaboración adoptada en cada país/cultura, ingredientes que se utilizan y/o harinas. Por ello vamos a conocer un poquito sobre lo que nos podemos encontrar en una panadería o lo que podemos elaborar en casa.

Para empezar, vamos a mencionar los tipos de panes más famosos en todo el mundo, que están al alcance de todos y la caracterización básica de cada uno:

  • Pan de baguette (de barra): El más famoso, barato y de origen francés.
  • Pan payés: Pan grueso, ovalado y duro. Común en la cultura catalana.
  • Pan Baguet: famoso por tener forma de donut y muy presente en la zona germánica.
  • Pan Naan: Fino de dos capas, proveniente de las culturas de la India, Paquistán y Afganistán.
  • Pan de Pita: Proviene de las mismas regiones que el Pan Naan pero se diferencia en que tiene una sola capa en vez de dos y se hace a la sartén en vez de la piedra caliente.
  • Pan de molde: Su característica principal es que es esponjoso y se conserva un mayor tiempo en nuestra cocina sin deteriorarse ni perder su sabor.
  • Pan Negro (Rugbrød): Famoso por estar elaborado con harina de centeno, por lo que posee una gran cantidad de fibra. Muy común en la cultura danesa.
  • Pan Chapata: Proveniente de la cultura italiana. Contiene muchas migas y con una cobertura muy crujiente.
  • Pan de Cereales: Tal como dice su nombre, es un pan que incluye los cereales sin ser troceados, sino más bien manteniendo sus formas originales
  • Pan de Viena: Proveniente de Viena, Austria. Caracterizado por su suave textura, que se consigue gracias a sus ingredientes principales: mantequilla y leche.
  • Tortitas Mexicanas: Común en la cocina mejicana, y principalmente hecho de harina de maíz. Suele ser la base para los buenos tacos mejicanos

Todas estas harinas contienen aproximadamente los mismo valores nutricionales, de media 100g de Harina contiene entre 345 – 379 kCal), dependido de que tipo sera.Las harinas más comunes con las que se elaboran estos panes, dependiendo de cada tipo y de cada receta son:

  • Harina de Trigo
  • Harina de Maíz
  • Harina de Centeno
  • Harina de Arroz
  • Harina de Avena
  • Harina de Cebada
  • Harina de Garbanzo

SIN GLUTEN son la Harina de Maíz, de Arroz, de Avena y Garbanzos. Estas harinas son seguras para las personas Celiacas.

RECETA 1: A continuación, os mostramos una receta simple y sencilla. Equivale para 6 personas, las cantidades son múltiples:

INGREDIENTES:

  • 500g Harina de trigo
  • 500ml de Agua
  • Levadura de pan
  • Sal

ELABORACIÓN:

  • En un bol, añade un poco de agua, la levadura de pan y una pizca de sal. Remover hasta que la levadura se disperse bien en el agua.
  • Añadir la harina y y añadir el agua poco a poco mientras amasas con las manos para obtener una textura firme y sin grumos. Si tienes amasadora de panes, añades todos los ingredientes ahí y listo.
  • Tapar la masa con tela y dejar reposar la masa durante 1 hora.
  • Al cabo de este tiempo, dispersa harina en una base o encima de la encimera. Coger un trozo de la harina (que forme una bola entre las dos manos) y estirarla ahí, haciendo la forma que más te guste. Realizar este proceso con el resto de la masa.
  • Dejar reposar de nuevo la harina unos 30 min.
  • Encender el horno a 180º.
  • Antes de añadir el pan al horno, haz unos 4 agujeros en cada masa (o los que desees, sin pasarte) para que no se infle demasiado y pierda tu forma).
  • Dejar hornear unos 25 min, por arriba y por abajo.
  • ¡Listos para servir!

¿Cómo conservar el pan?

  • Conservar para 24horas o menos: Guárdalo en una bolsa de tela (a poder ser 100% algodón).
  • Conservar más de 24 horas: Lo mejor es congelarlo. La mejor manera de hacerlo es congelarlo en papel de aluminio según las raciones que necesitamos. Y descongelar en el momento que lo necesitemos simplemente retirándolo de la nevera 30 min antes de consumirlo.

¿Qué hacer cuando el pan se queda duro?

Hay varios trucos que podemos usar para consumir ese pan duro sin tener que tirarlo a la basura y desperdiciar la comida, a continuación, os mostramos una serie de tips que podéis usar:

  • Rallar el pan, para tener pan rallado.
  • Hacer tortilla de pan. ¡Sí! Tortilla de pan, o algo parecido a unas torrijas pero de una manera más sencilla J Bate unos huevos en un bol, corta el pan en trocos medianos (del tamaño de una galleta), remueve el pan en los huevos y añadir a la sartén con una cuchara de aceite de oliva. De esta manera podrás tener un snack o un pica-pica que deberás consumir en menos de un día. Conseguirás una textura esponjosa, tierna y suave. Y el sabor es increíble.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *